miércoles, 15 de junio de 2011

Sergio Fratti - Polvo en la Biblia, sequía en el corazón


Salmos 119:162: “Me regocijo en tu palabra.”

REFLEXIONEMOS
Job dijo: “Guardé las palabras de su boca más que mi comida” (Job 23:12). Cuando la Palabra de Dios llega a ser tan importante para usted como lo es su alimento diario, entonces usted comenzará a crecer en su vida espiritual. 

A veces me pregunto si el polvo acumulado sobre nuestra Biblia servirá de testimonio en contra nuestro el día que el Señor nos juzgue. 

La siguiente frase es de el libro "Porque no llega el avivamiento" escrito por Leonard Ravenhill que hace reflexionar: “Ha estos dos Dios los ha casado y ningún hombre los separará, polvo sobre la Biblia, sequía en el corazón.” ¡OH, que tuviésemos hambre por la Palabra de Dios!

HAGAMOSLO PRACTICO
Ayune una de sus comidas el día de hoy, así podrá sentir una milésima del hambre que debemos tener por alimentarnos de la Palabra de Dios. Y recuerde orar por aquellos que necesitan la leche pura de la Palabra de Dios, para que Dios envie obreros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recursos


 
Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger