jueves, 24 de marzo de 2011

Reflexión: Sergio Fratti - Tesoro en el corazón


Lucas 2:19: Pero María guardaba todas estas cosas en su corazón.

REFLEXIONEMOS:

¡Que bueno es ser agradecidos! No solo por los acontecimientos importantes, si no tambien por los pequeños detalles de la vida. Para algunas personas es dificil valorar los motivos de alegría que van recibiendo, sobre todo en las cuestiones hogareñas. 

A veces sienten como si solo los grandes momentos merecen ser recordados y agradecidos a Dios, el nacimiento de un hijo o un nieto, el casamiento propio de alguien cercano, el apoyo recibido en un duelo o cosas similares. 

No nos damos cuenta de que esas cosas son solo la culminación de procesos largos o de la demostración de realidades mas permanentes. Si una pareja es feliz el día de su boda, eso se debe por ejemplo, al tiempo que estuvieron de novios y a las condiciones felices que concretan la unión. 

Es por la sucesión de pequeñas cosas.

Todo grande acontecimiento fue el producto de pequeñitos acontecimientos que a veces no agradecemos porque los pasamos por alto.

Si tenemos a nuestro alrededor gente que nos ayuda cuando pasamos momentos difíciles- el luto o duelo, es el ejemplo más claro, o un divorcio, o la noticia de una hija embarazada antes de casarse- se trata sólo de que los sentimientos que los demás tienen hacia nosotros han encontrado la forma de demostrarse más claramente que de costumbre. Por eso, debemos aprender a agradecer a Dios por todas las cosas de todos los días, sintiéndolas como consecuencia o motivo de aquellas otras más visibles.

De la madre de Jesús se nos comenta que, después de la visita de los pastores al pesebre de Belén, tuvo una actitud tranquila, y de reflexión. El evangelio de Lucas nos dice asi: "Pero María guardaba todas estas cosas en su corazón.".

Ella iba acumulando como una riqueza cada pequeño detalle de la gran experiencia que estaba viviendo. Y al guardarlas las meditaba, viendo en ellas la poderosa mano de Dios quien estaba enviando su Hijo Unico al mundo a través de ella.


Ese niño se hizo hombre y también vivió todas las pequeñas cosas del hogar y del mundo. Hoy mismo él actúa no solo en los momentos cruciales,o de grandes dificultades, si no también en lo que pensamos que es algo pequeño y cotidiano.

Si aprendemos a pensar que la paz y la tranquilidad es un don de Dios, entenderemos mejor lo que significa su salvación para este mundo y también para el mundo eterno que nos espera. Aprendamos a ver lo que ocurre de forma sencilla y agregarlo como un tesoro más en nuestro corazón. Veamos a Jesús como parte vital de cada pequeño detalle de nuestra vida.

HAGAMOSLO PRACTICO:

Este día haga una lista de las pequeñas cosas buenas por las que no acostumbra agradecer y sea agradecisdo con las personas que lo hacen posible y con Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recursos


 
Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger