lunes, 25 de abril de 2011

Sergio Fratti - La Disciplina del Padre


Hebreos 12:6: “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.”

REFLEXIONEMOS
Cuando era niño (a), ¿alguna vez le pegaron como castigo sin que lo mereciera? Quizás en ocasiones su mamá o su papá andaban con ganas de pegarle a alguien, y le daban a todo el que le pudieran. ¡Qué ofensa! No hay nada peor para un niño (a) que darse cuenta: “Me pegaron y no lo merecía.” ¿No es algo chistoso?

En aquellos tiempos nunca nos detuvimos a pensar en todos las otras ocasiones que sí merecíamos que nos castigaran y no lo hicieron. Nuestro Padre es misericordiosamente amoroso y bondadosamente sabio para darnos siempre lo que necesitamos en nuestras vidas. Y a veces necesitamos su mano amorosa de consuelo y a veces su mano de disciplina.

HAGAMOSLO PRACTICO
Déle gracias a Dios que su mano de misericordia se la extiende cuando usted no lo merece. Y que su mano de disciplina la extiende cuando sí.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recursos


 
Gadget de animacion Social - Widgets para Blogger